4 Consejos para cuidar tu motor Turbo

4 Consejos para cuidar tu motor Turbo

Del TURBO muchos solo sabemos que, en determinada cantidad de revoluciones, se activa. Y sentimos un impulso de potencia que nos encanta. Pero debemos aprender a cuidarlo, pues es muy susceptible a dañarse con un inadecuado uso.

1. Cuando el auto está frío, no lo aceleres demasiado. Debes mantenerlo por debajo de las 1.700 revoluciones, al menos durante dos o tres minutos después de prender el motor. Esto para dejar que el TURBO se lubrique lo suficiente y alcance la temperatura ideal de operación.

2. Deja reposar el TURBO antes de apagar el motor. Incluso con el auto quieto, la turbina seguirá funcionando y necesita seguir lubricada. Se recomienda dejar el motor prendido durante un par de minutos. Tómalo con calma: apaga el radio, recoge tus objetos, espera que los pasajeros se bajen del vehículo y luego sí, apaga el motor.

3. Emplea siempre aceite de máxima calidad, ojalá el recomendado en el manual de instrucciones de tu SsangYong, ya que éste se encarga de lubricar adecuadamente el Turbo.

4. Ceñirse al plan de mantenimiento de la guía del usuario y acudir a los controles programados, debido a que el cambio de filtro de aire en cada revisión elimina impurezas que pueden llegar a dañarlo.

Recuerda seguirnos en Twitter @Colyong para seguir recibiendo nuestras publicaciones.

Nuestros modelos SsangYong cuentan con versiones Turbo-Diésel. Conócelas dando click aquí.

Acerca de Colyong